Verdad

Escuché la música cuando te tuve entre mis brazos.
Me hiciste más fuerte
Y el halo de vida que nos conectaba
tomó su propia vida.
Y quise que fueras mía para siempre
tejiendo redes para atraparte
pero rápido comprendí
que eras del mundo
libre
y que te di la vida
para que fuera sola tuya.

Foto: «Madre e hijos» (1905), obra de Gustav Klimt

Deja un comentario





Verdad