La comunicación y el hilo rojo

Hace unas semanas que tuve una conversación en una comida con el profesor Valentín Molina de la universidad de Granada en la que hablamos de la energía de las personas y las conexiones que hay entre ellas, entre muchos temas. El encuentro era por la colaboración que tenemos con CECAP en Toledo.

La historia surgió porque en la comida estaba también Carlos San Félix una persona de mi equipo actual, que tras unos cinco años sin tener contacto y haber coincido en otra compañía habíamos vuelto a encontrarnos, y además se había unido recientemente Elena de Lorenzo, con la que también había trabajado en otra etapa anterior. No sé si destino o casualidad, pero los tres estábamos de nuevo embarcados en el proyecto de Ferrovial y en el mismo equipo. El profesor Valentín me recordó la leyenda del hilo rojo, con una base científica, en la que se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Esta historia cuenta que las personas están destinadas a encontrarse y que existe un hilo rojo atado a su dedo meñique que viene con ellas desde su nacimiento.

Esta conexión, con independencia del momento vital del encuentro sin importar el espacio, ni el momento, ni las circunstancias, no puede romperse; se puede estirar , estrechar , contraer o enredar pero en ningún caso romperse.

El hilo invisible rojo atado al meñique siempre está ahí, uniendo a las personas que te acompañarán en el camino de tu vida.

Para realizar una comunicación eficaz en cada proyecto, una de las partes a las que dedicamos más tiempo los comunicadores es tratar de construir mapas de relacionamiento entre los diferentes stakeholders y cómo están conectados, qué hilo rojo les une, y si ese hilo está estrechado, contraído, enredado, distante o ni siquiera existe.

Tratar de encontrar los hilos rojos no es fácil, pero son necesarios para cualquier estrategia de comunicación ¿ Qué estrategia no tiene el capítulo de públicos a los que nos dirigimos?. Para construir historias importantes tendremos que conocer la red de hilos entretejidos que forman las complejas relaciones humanas.

¿ Leyenda, mito, ciencia o realidad? ¿ Existirá el hilo rojo que nos une a las personas y que nos conduce por el camino del destino sin perdernos?

2 Comments

  1. Gemma Leguinagoicoa el 7 junio, 2019 a las 2:51 pm

    Existe, Pilar y es maravilloso que así sea.

    • Pilar el 9 junio, 2019 a las 6:10 pm

      También creo que existen. Que nos conectan de una manera maravillosa. Gracias Gemma!

Deja un comentario





La comunicación y el hilo rojo